(+57) 318 8511613 presidencia@ninassinmiedo.org

Noticias

Emprendedoras por las niñas: porque juntas, somos más fuertes

“Cada vez que una mujer da un paso, todas avanzamos” >
María Teresa Fernández de la Vega.

Por Adela Cárdona 


Las películas, los chistes y la cultura popular han promovido un estereotipo de competencia femenina. Desde series como Gossip Girl hasta películas como Mean Girls, ha abundado la representación de las mujeres que pasan una por encima de la otra con tal de obtener lo que desean. Basta, ya tuvimos suficiente con que se nos etiquete como unas hostiles las unas con las otras. Queremos promover lo opuesto: la solidaridad entre mujeres que saben que en la colaboración se encuentra el verdadero poder.

Por eso, desde Niñas sin miedo, siempre estamos en la búsqueda de mujeres-faros que  con sus trayectorias de aprendizaje y libertad apoyen nuestra causa y puedan demostrar a las próximas generaciones que estamos mejor siempre juntas, siempre fuertes.

 Y esta es la razón de ser una colaboración como Emprendedoras por las niñas: amplificar las voces de mujeres que han decidido crear sus propias marcas y que, con sus productos, quieren aportar a nuestra misión de proveer espacios para que las niñas  tengan todas las herramientas para decidir sobre sí mismas, sus cuerpos y sus destinos. 

Desde tu casa puedes apoyar un emprendimiento femenino, que a la vez apoya a nuestra causa con las niñas. Productos para tu bienestar, pueden traer beneficios a otras mujeres y a las niñas. 


Mariana Castillo - Emprendedora ISHA Mariana, por ejemplo, creó la comunidad que su niña interior necesitaba. Un lugar libre de juicios para hablar y educarnos sobre nuestro ciclo menstrual y adquirir copas para pasar una menstruación más cómoda y ecológica. Su marca, Isha, nació de la desinformación que muchas hemos sufrido: de pensar que los cólicos y desmayadas son normales; de que nos enseñaran que de eso no se habla y es algo de lo cual avergonzarnos; de que nadie nos dijera que nuestro ciclo tiene fases y que cada una tiene cuidados distintos. Nació de la compinchería con sus mosqueteras: su hermana y su mamá, que se le midieron a probar la copa con ella hace siete años. Y ahora quiere ser la mano amiga de todas nosotras.

 

Sara fundó Happy Minds, un espacio que provee manualidades para apoyar nuestra salud mental, para que personas como ella– que tuvo su primer ataque de pánico hace ocho años– puedan encontrar una manera de tomar el control de su vida, recuperando la calma a través del tejido y el bordado. Allí se pueden encontrar los materiales exactos para hacer cuadros, bolsos, camisetas con frases bordadas o cuellos tejidos, con instrucciones sencillas desde nivel principiante que cualquier persona que se anime puede entender. Happy Minds, además, es un espacio que permite seguir abriendo la conversación sobre la salud mental, para que personas que, como Sara, han tenido crisis de ansiedad o depresión no sigan encontrándose con comentarios como “eso es porque eres consentida” y encuentren un lugar libre de estigmas.


Luz creó, por su parte, Mamá Patas, como una manera de poder ser dueña de su tiempo y pasarlo con su hijo Martín. Pero también lo hizo a raíz de que en su embarazo no encontró ropa que la hiciera sentir hermosa y cómoda al mismo tiempo. Así que, como proyecto de grado de Comunicación, con una gran investigación de mercado y materiales, Luz se dispuso a diseñar y materializar camisetas que tuvieran en cuenta cosas tan aparentemente sencillas como ser más largas atrás porque a las mamás se les suele subir al agacharse. Con consciencia de las necesidades de mujeres como ella, Mamá Patas, por ahora, con sus camisetas de maternidad en algodón elástico, se erige como una empresa con potencial de convertirse en una marca que abarque más prendas especialmente diseñadas para esos meses de transformación, que también se puedan usar después del embarazo.

 

Maathai, la marca de ropa interior orgánica de Jessica, surgió precisamente de la sororidad. De la curiosidad por encontrar una alternativa para una de sus amigas que buscaba ropa interior de algodón, por recomendación de su ginecólogo. Al ver el panorama, y enterarse de que el algodón en sus condiciones de producción normales es contaminante y gasta más agua de la necesaria, se dispuso a crear una marca que supliría la necesidad de tantas mujeres de “encontrar su lado más natural” y, al tiempo, aportar al medio ambiente con métodos de producción y tintura ecológicamente certificados. 

Con su marca, además apoya a mujeres jefes de hogar, que trabajan desde sus casas, pudiendo cuidar a sus hijos; o en sus talleres propios, que le dan trabajo a más mujeres. Maathai está inspirada en la activista y ganadora del nobel keniana Wangarĩ  Maathai, que logró empoderar a muchísimas mujeres a través de la siembra de árboles. Su frase, que prendió el bombillo para Jessica, fue “hasta que caves un agujero, plantes un árbol, lo riegues y lo hagas sobrevivir, no has hecho nada, solo estás hablando”.  Los Panties Maathai Organic incluyen un etiqueta de albahaca que podrás sembrar.

 

Ana María, por su lado, quiere que salvemos el planeta una decisión a la vez. Su marca, Inochi –vida en japonés–, ofrece productos de uso cotidiano que nos apoyan a tener un estilo de vida cada vez más ecológico. Como ingeniera ambiental de la Universidad del Bosque, además, ha estudiado cómo a veces lo que parece una elección ecoamigable a simple vista, no necesariamente lo es a largo plazo. Por eso, entre sus productos siempre tiene en cuenta la durabilidad para aquellos con los que pasaremos mucho tiempo, y biodegradabilidad o reciclaje para aquellos que vamos a desechar constantemente. Sus pitillos de acero inoxidable son testamento de esto: duran años, no acumulan bacterias dado que son completamente lisos y son fáciles de lavar. 

 

Y finalmente, Karen, estampa en camisetas a esas mujeres-faro que todas necesitamos recordar, pero a las que a lo largo de la historia no se les ha dado el mérito que se merecen.

Mujeres revolucionarias y resistentes como Manuelita Sáenz, Francisca Máquez, La pola o Rigoberta Menchú Nobel de Paz, son las protagonistas de las prendas de su marca Bien tesas. Una empresa que reivindica  a las mujeres que con su tenacidad inspiran a niñas, como su hermana Isabella de nueve años, para que imaginen mundos mejores y tengan la confianza en sí mismas y la fuerza para crearlos.

Por el mes de julio, 2020, si apoyas algún emprendimiento de estas seis mujeres con tu compra, estarás apoyando a la vez la continuidad de los programas de la fundación Niñas sin miedo, dirigidos a 60 niñas inscritas actualmente. Las actividades están enfocadas en la prevención del abuso sexual, cualquier tipo de violencia hacia ellas y el embarazo a edad temprana. 

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.